Primark, la firma irlandensa de moda ‘low cost’, impulsa su presencia en España con la apertura de nuevas tiendas en Girona, San Fernando (Cádiz), San Sebastián, Madrid, Bilbao, Vigo y Marbella, que crearán 650 empleos, según ha informado la compañía. La enseña de moda crece en España con estas nuevas aperturas, que le permitirán alcanzar las 57 tiendas en el mercado nacional.

La tienda de Cádiz, que estará situada en el centro comercial Bahía Sur de San Fernando, contará con un espacio de 3.000 metros cuadrados y está prevista su apertura a finales de este año. Por su parte, el establecimiento del centro comercial Espai Girones (Girona) tendrá más de 3.700 metros cuadrados, que estarán distribuidos en dos plantas.

En Madrid, Primark abrirá una nueva ‘flagship’, la número 9 en la región, que estará ubicada en la calle Conde de Peñalver, en el emblemático edificio del Cine Salamanca. Está previsto que la de Girona y Madrid abran sus puertas a finales de 2022. La tienda de San Sebastián, que estará ubicada en la nueva ampliación del centro comercial Garbera, contará con más de 3.900 metros cuadrados, que estarán distribuidos en dos plantas. Primark también ha indicado que confía en abrir las ya anunciadas tiendas de Bilbao, Vigo y Marbella más adelante este año.

«Estamos muy contentos de poder ofrecer nuestra ‘Moda Increíble a Precios Increíbles’ a aún más clientes en España con estas siete nuevas tiendas en el país», ha señalad el director general de Primark en España, Carlos Inacio, se ha congratulado de las nuevas aperturas de la firma para los próximos años.

Asimismo, recuerda que España fue el primer mercado importante para Primark en Europa Occidental hace ya más de una década y celebran la apertura de siete nuevas tiendas en nuevas localizaciones como parte de su continua expansión en nuestro país.

Inacio ha recordado que esas aperturas crearán más de 650 oportunidades laborales, que tendrán un impacto positivo importante en las economías locales donde operamos. De esta forma, Primark, para dar soporte a estas nuevas aperturas, está seleccionando a candidatos para una variedad de empleos, que incluyen jornada completa, media jornada, turnos de noche y de fin de semana, ofreciendo numerosas oportunidades laborales para diferentes perfiles.

Impacto de la pandemia

Las restricciones de los distintos gobiernos para frenar el avance de la pandemia han puesto en jaque a Primark en plenas rebajas de invierno. El gigante del sector textil se ha visto obligado a presentar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causa de fuerza mayor que afecta a 1.500 empleados de los 8.000 que tiene la firma irlandesa en España, ante el cierre de los centro comerciales en algunas comunidades autónomas (Castilla y León, Cataluña y Castilla-La Mancha).

Así lo han confirmado fuentes sindicales a OKDIARIO, que han explicado que «las decisiones políticas de las diferentes comunidades autónomas para frenar el aumento de casos positivos por covid-19 han obligado a los centros de Primark a presentar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causa de fuerza mayor para casi el 20% de su plantilla, lo que se traduce en 1.500 empleados de los 8.000 que tiene en España».

«Esta situación afecta a más de 26 tiendas en España, ya que la mayor parte de tiendas de la firma irlandesa se ubican en centro comerciales -cerrados por las restricciones algunas comunidades autónomas- y apenas tiene negocios abiertos en los centros de las ciudades -en el caso de Madrid sólo hay un Primark de los ocho que tiene en la capital-«, señalan.

«La incertidumbre sobre los períodos de cierre de tiendas a corto plazo ha aumentado», explica la compañía en un comunicado. Calculan que «suponiendo que todas las tiendas actualmente cerradas permanecen cerradas hasta el 27 de febrero de 2021, la pérdida de ventas alcanzaría unos 1.050 millones de libras esterlinas», ya que Primark no cuenta con canal online y si cierran sus tiendas físicas, se despide de todo punto de venta.

No obstante, España es uno de los paraísos de la firma con sede en Irlanda, ya que en otros países las restricciones para frenar el avance de la crisis del coronavirus son más duras y las tiendas permanecen cerradas al 100%. Este es el caso de Reino Unido, donde cuenta casi 200 tiendas, Irlanda con 36 y Alemania 32 establecimientos. «Aunque la crisis del coronavirus ha retrasado algunas aperturas de tiendas, seguimos esperando añadir 65.000 metros cuadrados netos de espacio comercial adicional este ejercicio», indicó la compañía.

Ante este escenario, la cadena calcula que en las 16 primeras semanas de su ejercicio los cierres y demás restricciones han provocado la pérdida de 540 millones de libras esterlinas -607 millones de euros- en ventas, advirtiendo de que, bajo la hipótesis de que las medidas se prolongasen hasta el final de febrero, el impacto adverso alcanzaría los 1.050 millones de libras esterlinas -1.180 millones de euros-, un 61,5% por encima del estimado el pasado 31 de diciembre.

fuente: Read More