El coronavirus sigue dejándonos historias sorprendentes y en ocasiones, hasta divertidas. La última ocurrió hace unos días en el aeropuerto de O’Hare de Chicago donde un hombre de 33 años fue detenido por permanecer en el área restringida y de seguridad del aeropuerto durante tres meses sin que fuera detectado por la autoridades.

Según el parte de la policía de Chicago que se encarga del caso, Aditya Udai Sing, fue arrestado el pasado sábado cuando dos miembros del personal de seguridad del aeropuerto le pidieron su identificación y esta resultó ser la de un compañero que había denunciado en octubre la desaparición de la misma.

coronavirus-chicago (1)

En esta misma investigación se aclara que Aditya llegó al aeropuerto de O’Hare de Chicago el pasado 19 de octubre de 2020. Según su abogado, el hombre, asustado por el enorme aumento de casos que vivía la ciudad, decidió no abandonar la zona restringida del aeropuerto por temor a ser contagiado por coronavirus.

Después, el hombre ha podido permanecer durante tres meses en la zona segura sin que ningún miembro de seguridad lo descubriese hasta este pasado sábado. Se instaló en la Terminal 3 y solo fue descubierto cuando estos dos operarios le pidieron la identificación que pertenecía a otra persona.

Aditya, del que no constan delitos penales ni antecedentes de ningún tipo con la justicia, ha sido acusado de suplantación de identidad, allanamiento de morada de un área restringida, delito que se considera muy grave,  y de robo de 500 dólares.

Miedo al coronavirus

Durante su comparecencia ante el juez, el acusado admitió que le daba miedo salir por temor a contagiarse de coronavirus. Según el propio fiscal que llevó el caso, Kathleen Hagerty, admitió que su cliente tenía «pavor» a ser contagiado por el virus.

La magistrada no podía creer lo que estaba escuchando de boca del propio abogado: «¿Me está diciendo que una persona no autorizada y no empleada, presuntamente, vivió dentro de una parte segura de la terminal de aeropuerto de O’Hare desde el 10 de octubre de 2020 hasta el 16 de enero de 2021 y no fue detectada?» preguntó atónita la magistrada del caso lo consideró como «un peligro para la comunidad de viajeros del aeropuerto».

La jueza explicó en su sentencia que el detenido no podría viajar a casa, ya que tiene prohibido pisar el aeropuerto y se tendría que presentar de nuevo ante el juzgado el próximo 27 de enero. «Al estar en una parte segura del aeropuerto con una credencial de identificación falsa, supuestamente, basado en la necesidad de que los aeropuertos sean absolutamente seguros para que las personas se sientan seguras para viajar, creo que esas presuntas acciones lo convierten en un peligro para la comunidad» explicó en su sentencia la jueza.

Finalmente, la magistrada ha impuesto una fianza para el detenido de 10.000 dólares (algo más de 8.247 euros), ordenando que no podía volver a Los Ángeles, su lugar de residencia y que si sale de la cárcel, tendrá que pasar por un monitoreo electrónico.

Por su parte, la CDA (Departamento de Aviación de Chicago) señaló que la seguridad del aeropuerto O’Hare jamás se vio en peligro de seguridad por la presencia de este usuario en la zona segura libre de coronavirus, añadiendo en un comunicado que: «Si bien este incidente permanece bajo investigación, hemos podido determinar que este caballero no representó un riesgo de seguridad para el aeropuerto o para el público viajero. Continuaremos trabajando con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley en una investigación exhaustiva de este asunto».

Todos los billetes de avión para no contagiarse

La historias de temor frente al coronavirus aparecen todos los días y el caso de Aditya no es la única que hemos conocido en este 2021. Hace unas semanas, el conocido multimillonario Richard Muljadi, presumió en sus redes sociales de haber comprado todos los billetes de un vuelo comercial que lo llevaría desde Yakarta a Bali.

En este vuelo suelo estuvieron presentes el multimillonario y su esposa, que reconocieron que están «superparanoicos» ante la idea de contraer el coronavirus.

En su publicación en Instagram, Muljadi también se jactó de que este tipo de compras le había resultado mucho más barata que alquilar un jet privado: «Después de reservar tantos asientos como fuera posible, seguía siendo más barato que alquilar un PJ (jet privado). Ese es el truco, muchachos. #LIFEHACKS» escribió en su perfil oficial para después asegurar en otro mensaje que no volarán a menos que vayan ellos solos.

Aunque la compañía no admite que Muljadi comprara todos los billetes ya que solo presentó registro de dos billetes, lo cierto es que el adinerado magnate se encontraba solo en el avión después de ver los vídeos que publicó en su perfil social en el que se le veía con una mascarilla, para evitar el contagio por coronavirus, dentro de un avión vacío.

Muljadi es nieto de Kartini Muljadi, la mujer más rica de Indonesia, cofundador de la tecnológica Dua Tech Global y director de la empresa familiar de gas, petróleo y minería, PT Mulia Graha Abad.

fuente: Read More