La Comunidad Valenciana ha tomado una de las medidas más drásticas durante esta tercera ola del coronavirus: la Generalitat ha decretado el cierre total de toda la hostelería ante la preocupante expansión del virus en la región.

Esta nueva medida llega sólo un día después de que Fernando Simón señalara públicamente al sector hostelero cuando dijo que «lo que más reduce la transmisión es cerrar el interior de los bares».

La Comunidad Valenciana ya tenía medidas muy negativas para la hostelería. Antes de decretar este cierre total en la autonomía ya estaba en vigor su cierre a las 17:00 horas. Algo que les imposibilitaba a dar cenas y que sólo amortizaban con las comidas.

Lo cierto es que los datos son preocupantes: la comunidad notificó este pasado lunes 95 muertes desde la última actualización del sábado, de los que 41 eran residentes. Asimismo, comunicó 2.482 casos positivos más y los hospitales valencianos tienen 3.829 ingresados.

Esta es sólo una de las medidas más drásticas que ha tomado la Generalitat para frenar la expansión del coronavirus en esta tercera ola. El presidente Ximo Puig comparecerá tras la reunión de la comisión interdepartamental para la prevención y actualización frente a la Covid-19 que se celebra mañana para analizar los últimos datos y estudiar la posibilidad de aplicar nuevas medidas.

Ximo Puig desesperado

La Comunidad Valenciana se encuentra en una situación límite en esta tercera ola del coronavirus. La presión hospitalaria se ha disparado hasta provocar que el número de personas ingresadas en estos momentos sea el doble del que se registró durante los peores días de la segunda ola. En tan sólo dos meses, se ha pasado de 1.803 hospitalizados a 3.614. La ocupación de las UCI ya roza el 50% y los sanitarios advierten de que vienen momentos muy difíciles. El escenario es de tal gravedad que la Comunidad Valenciana ha habilitado 3 hospitales de campaña en carpas.

Si hay una región que preocupa actualmente por sus niveles de saturación hospitalaria, esa es la Comunidad Valenciana. Según los últimos datos estadísticos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad, el territorio gobernado por el socialista Ximo Puig tiene en estos momentos más del 30% de las camas de hospital ocupadas por pacientes con Covid. Pero la situación es más grave aún en las Unidades de Cuidados Intensivos, con 540 personas ingresadas. El 48% de su capacidad está ocupada por casos graves de coronavirus, lo que ha obligado a suspender prácticamente toda la actividad quirúrgica habitual.  Es la cifra más alta de España. Y lo que más preocupa a los responsables sanitarios es que no hay previsión de mejoría a corto plazo. El número de ingresos diarios actual es de 526.

En estos momentos, y en vista de los datos que recoge Sanidad, la Comunidad Valencia supera en esta ola el doble de ingresados respecto a las peores cifras que registró durante el momento más difícil de la segunda. Fue el 16 de noviembre, tal y como quedó reflejado en las estadísticas oficiales. Aquel día, la Comunidad Valenciana acumuló 1.803 pacientes Covid en sus hospitales (una ocupación del 15,7%), mientras que el panorama en las UCI era de 299 pacientes (un 29,5% de ocupación). El número de ingresos en aquel momento era de 163.

fuente: Read More