La crisis del coronavirus sigue marcando toda la actualidad política y social. La última noticia de alcance la encontramos en la Comunidad de Madrid: desde el Ejecutivo autonómico han planteado instaurar un toque de queda desde las 00:00 a las 06:00 horas para contener la pandemia. Sería una decisión que debería tomar el Gobierno de Pedro Sánchez y ya se ha implantando en otros países europeos.

Confinamiento de La Rioja

El Gobierno de La Rioja ha decidido restringir la entrada y salida de la comunidad a los desplazamientos que no sean motivados durante quince días, desde el próximo viernes 23 de octubre y hasta las 00,00 horas del sábado 7 de noviembre, para frenar el avance del coronavirus, según ha anunciado la presidenta del Ejecutivo riojano, Concha Andreu.

País Vasco analizará implantar nuevas medidas «quirúrgicas» en municipios de más 5.000 habitantes

Las instituciones vascas analizarán este jueves, en el seno del LABI –Plan de Protección Civil de Euskadi–, la posibilidad de implementar nuevas medidas «focalizadas y quirúrgicas» para evitar la propagación del coronavirus en municipios de más 5.000 habitantes que tengan una tasa mayor a los 500 casos positivos por cada 100.000 habitantes, según ha revelado el Lehendakari, Iñigo Urkullu.

En un desayuno de Fórum Europa-Tribuna Euskadi, recogido por Europa Press, Urkullu ha recordado que la reunión del LABI estaba prevista desde hace ya un mes para el próximo viernes, 23 de octubre, con lo que se ha adelantado un día el encuentro.

El presidente del Gobierno Vasco ha destacado que en la Comunidad Autónoma Vasca se realiza «un seguimiento puntual de la evolución epidemiológica» de la covid-19. En este sentido, ha recordado que se asiste a «un incremento de contagios» y a «un esfuerzo ímprobo» por parte de Osakidetza y el Departamento de Salud para hacer pruebas masivas y cribados «en función de poblaciones diana» que se han identificado en ciertos municipios.

«Estamos asistiendo a localidades en las que hemos identificado a población diana entre los 13 y 40 años. Vamos a ver cuáles son los resultados. Lo tenemos que ver en unos días», ha asegurado. Asimismo, ha subrayado los test antígenos que se realizan «para saber resultados con una cierta brevedad en el tiempo» respecto a las PCR.

También ha apuntado que la reunión del LABI se celebrará después de conocer cuáles son las medidas que, en su caso, se adoptan en el Consejo Interterritorial del Ministerio de sanidad con los responsables de Salud de las comunidades autónomas, y tras saber qué decide el TSJPV sobre las nuevas restricciones recogidas en la Orden del Ejecutivo vasco, entre ellas, la limitación de los encuentros sociales a un máximo de seis personas.

Más confinamientos en Aragón

El Gobierno de Aragón ha anunciado el confinamiento perimetral de las ciudades de Zaragoza, Huesca y Teruel a partir de este jueves a las 00.00 horas, con el objetivo de frenar la propagación del coronavirus. Además, el conjunto de la Comunidad autónoma pasará a nivel de alerta 3 a partir de este lunes.

Así lo han anunciado este miércoles en una rueda de prensa, tras la celebración de un Consejo de Gobierno extraordinario, el presidente del Ejecutivo autonómico, Javier Lambán, y la consejera de Sanidad, Sira Repollés.

Los positivos por COVID-19 en Aragón se han incrementado en los últimos días, llegándose a detectar 740 nuevos casos en los datos diarios, hechos públicos este martes en el portal de Transparencia del Gobierno de Aragón, la cifra más alta registrada en la Comunidad durante una jornada desde el inicio de la pandemia.

Cataluña registra 4.024 casos y 31 fallecidos más en las últimas 24 horas

Cataluña ha registrado hasta este miércoles 210.318 casos confirmados acumulados de coronavirus –183.144 con una prueba PCR–, 4.024 más que en el recuento del martes, ha informado la Conselleria de Salud de la Generalitat a través de su página web.

La cifra de fallecidos total se sitúa en 13.701, 31 más que los registrados el martes: 8.352 en hospital o centro sociosanitario, 4.207 en residencia, 854 en domicilio y 288 que no son clasificables por falta de información.

En cuanto a los pacientes ingresados actualmente, la cifra se sitúa en 1.442, lo que supone un aumento de 57 respecto al último recuento.

Un total de 243 pacientes se encuentran ingresados en la unidad de cuidados intensivos (UCI), cuatro más que en el balance anterior.

La tasa del riesgo de rebrote ha subido: el martes alcanzaba un nivel de 466,49, y 24 horas después está en 541,45, mientras que la velocidad de reproducción de la enfermedad (rt) se ha situado en 1,38.

En las residencias de ancianos ha habido hasta ahora 19.556 personas que han dado positivo, de las que 6.674 han muerto y 84 se encuentran actualmente ingresadas, una de ellas en la UCI.

La Xunta quiere que limitación de reuniones a 5 personas esté vigente 14 días

El conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, ha informado este miércoles de que la Xunta pretende que la medida de limitar las reuniones en toda Galicia a cinco personas y el resto de las adoptadas ayer «sean por 14 días» y no por siete como se habían establecido hasta el momento para evitar la propagación de la pandemia.

En una conferencia de prensa destinada a informar de la reunión del comité clínico de este martes, tras la que la Xunta decidió limitar las reuniones en toda Galicia a máximo de cinco personas, ha lanzado un mensaje de confianza y tranquilidad frente a la covid-19 porque «cuando las medidas se toman y se cumplen dan resultados».

García Comesaña ha explicado que está estudiando con los servicios jurídicos para que las nuevas medidas que entran hoy en vigor, a las 00:01 horas del jueves y se prolonguen durante 14 días.

Ha destacado que en Galicia sigue habiendo un «porcentaje altísimo» cercano al 90 % de brotes de infección por coronavirus en entornos familiares o de confianza, por lo que la limitación de reuniones y otras medidas más restrictivas en algunos municipios se produce para «intentar reconducir» el número de casos positivos.

El número de casos de infección detectados en los últimos días presenta una tendencia «moderadamente creciente», según la directora general de Salud Pública de la Xunta, Carmen Durán Parrondo, que cree que la comunidad «no está en situación de transmisión comunitaria».

De hecho, en la conferencia de prensa los representantes de la Xunta han destacado que Galicia está en situación «razonablemente buena» respecto al resto de España.

La Generalitat Valenciana estudia pedir un toque de queda tras los últimos datos de la pandemia

La Generalitat valenciana está estudiando la posibilidad de pedir que se decrete un toque de queda en la Comunitat Valenciana ante los últimos datos sobre la evolución de la pandemia del coronavirus, que han arrojado 1.318 nuevos casos, la cifra más alta registrada en un solo día desde el inicio de la crisis sanitaria.

Según ha podido saber Europa Press, esta posibilidad ha surgido durante un encuentro que han mantenido, en la tarde de este martes, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y la consellera de Sanidad Universal, Ana Barceló, para analizar los datos de la última actualización de la situación de la pandemia, en el Palau de la Generalitat.

Durante esta reunión, celebrada en el Palau de la Generalitat, se ha puesto sobre la mesa, «como una posibilidad más», la aplicación de un toque de queda, aunque no se ha concretado a qué horas ni de qué forma se implementaría.

La consellera Ana Barceló, en la actualización de datos del coronavirus, ha advertido sobre la necesidad de que «se extremen las medidas de prevención para frenar el aumento de nuevos casos diarios y cortar así las cadenas de transmisión del virus», ha recalcado. Además, ha alertado que «con la llegada del frío es probable que la situación empeore», por lo que ha insistido en que «ahora, más que nunca, no podemos relajarnos y todas y todos debemos colaborar en esta lucha contra la pandemia».

Este mismo martes, el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha avanzado que está estudiando si pedir al Gobierno central que decrete el toque de queda, que permitiría que no existiese ningún movimiento en la región en determinadas horas del día.

Al respecto, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha confirmado que estudiará con todas las comunidades autónomas la fórmula del toque de queda para evitar la propagación del coronavirus, aunque ha avisado de que esta medida requeriría la declaración de estado de alarma en los territorios afectados.

En la misma línea, en declaraciones a Europa Press Televisión, el catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad San Pablo CEU, Leopoldo Abad, ha defendido que para establecer un toque de queda sería necesario decretar «un nuevo estado de alarma», debido a que se trata de una medida que «prohíbe la circulación y por lo tanto la prohibición de un derecho fundamental».

Responsables de varios gobiernos autonómicos se han pronunciado sobre la posibilidad de aplicar el toque de queda. La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, ha que medidas «intermedias» como el toque de queda pueden tener un «impacto positivo» en la lucha contra la pandemia.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado que empieza a ser «un momento razonable» para que el Gobierno de España y las comunidades autónomas pacten una medida homogénea en todo el país, a la que no ha querido ponerle nombre, ante el crecimiento «disperso», pero «preocupante», del coronavirus.

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern de Cataluña, Meritxell Budó, ha asegurado este martes que la Generalitat no descarta tener que aplicar un toque de queda ante el aumento de contagios de coronavirus, pero ha dicho que el Gobierno no le ha comunicado que se lo plantee.

El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, ha dicho este martes en Lorca que la decisión de aplicar el toque de queda «debe de tomarse a nivel nacional con acuerdo, consenso y la participación de todas las comunidades autónomas».

El Gobierno apoyará a Madrid en las medidas para contener el virus y buscará coordinación de todas las CCAA

El Gobierno central ha subrayado este martes que aprobará a la Comunidad de Madrid en la elaboración de medidas para contener la incidencia del Covid-19 en la región, aunque no menciona de forma expresa el establecimiento del toque de queda, y ha reiterado que trabajará para buscar la coordinación con todas las Comunidades Autónomas.

Así lo han expuesto en la reunión del grupo Covid-19 de coordinación entre ambas administraciones en la que han participado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, por parte del Ejecutivo central, y el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, por el del Gobierno regional.

En la misma, el Gobierno ha manifestado su intención de seguir trabajando de forma coordinada con todas las Comunidades Autónomas y, por tanto, de apoyar a la Comunidad de Madrid en la elaboración de medidas para contener el virus, según ha informado el Ministerio de Sanidad.

Ambos partes han constatado que queda mucho recorrido por hacer para doblegar la curva y que por delante vienen «semanas duras» y han acordado que en los próximos días se convocarán foros técnicos en los que seguirán reuniéndose Gobierno y Comunidad de Madrid con el objetivo común de hacer frente al Covid-19.

Fuentes del Gobierno regional han señalado el clima de entendimiento de la reunión, en el marco de un foro constructivo, donde la Comunidad ha propuesto bajar el IVA de las mascarillas del 21 al 4% y el Gobierno central se ha comprometido a estudiarlo.

El encuentro se produce días antes de que este sábado decaiga el estado de alarma decretado por el Gobierno de Pedro Sánchez en nueve municipios de la comunidad, entre ellos la capital, con confinamientos perimetrales para limitar la movilidad.

De hecho, en los últimos días se han intensificado las reuniones entre los técnicos del Ministerio de Sanidad y de la Comunidad de Madrid para estudiar el escenario y las medidas a adoptar para frenar los contagios ya sin el estado de alarma vigente desde el pasado día 9.

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha puesto sobre la mesa este mismo martes la posibilidad de declarar un toque de queda al estilo del que se aplica en Francia para evitar la movilidad nocturna al tiempo que se preserva la actividad económica, una decisión que tendría que adoptar el Ejecutivo central.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha indicado la necesidad de saber si la Comunidad de Madrid pide formalmente esta medida, que implicaría que el estado de alarma estuviera en vigor, lo que pasaría por una prórroga que debería ser aprobada en el Congreso de los Diputados. Desde el PP no se han pronunciado sobre su posición al respecto aunque la portavoz del Grupo Popular, Cuca Gamarra, ha subrayado que si el Gobierno realiza una propuesta «concreta» su partido la analizará.

Está previsto que este tema se aborde en la reunión del Consejo Interterritorial de Sanidad (CISNS) convocado para este jueves con el objetivo de establecer criterios comunes en los distintas regiones ante el aumento de contagios del virus SARS-CoV-2.

En esta cita se abordará el borrador diseñado por el departamento de Salvador Illa para calificar la situación de cada comunidad en base a cuatro niveles de alerta con unas medidas mínimas, proporcionales al nivel de riesgo de transmisión en cada comunidad autónoma, adaptables según la situación y el contexto de cada región.

Cada nivel de alerta llevará asociado una serie de medidas a implantar. La decisión sobre qué medidas y cuándo aplicarlas será tomada por las comunidades autónomas y se pondrá en conocimiento del Ministerio de Sanidad.

El Gobierno de Pedro Sánchez, que ya ha adelantado que no prolongará el estado de alarma, defiende en cualquier caso la necesidad de mantener medidas restrictivas en la Comunidad de Madrid porque aunque en las últimas semanas se ha mejorado la situación la incidencia sigue siendo muy alta.

Illa ha subrayado este martes que los casos en la región han bajado tras 21 días de medidas «muy estrictas», pero ha avisado de que los datos siguen siendo «preocupantes» y es necesario estudiar alternativas. En la misma línea, se pronunció este lunes el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, que incidió en que aunque algunas medidas se vayan reduciendo en los próximos días, muchas otras se tendrán que mantener durante un tiempo más largo», explicó este lunes el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón.

En cualquier caso, desde la Comunidad de Madrid se sigue insistiendo en las medidas que implementó basadas en restricciones de movilidad en las zonas básicas de salud con alta incidencia, un plan que según el gobierno regional se ha demostrado «tremendamente efectivo» y que cumple el objetivo del Ejecutivo madrileño de combinar salud y protección del tejido económico.

El socio de gobierno de Ayuso, Ciudadanos, ha apostado por establecer medidas «drásticas» durante 14 o 21 días con el objetivo de llegar a las fechas navideñas en condiciones para poder reducir las restricciones y así evitar «la ruina para miles de comercio» y permitir a las familias la celebración de estas fechas, algo que considera positivo también desde el punto de vista emocional.

En este marco, el vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado, fijó como objetivo para Madrid el mismo que la Unión Europea, 25 contagios por 100.000 habitantes, aunque el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, ha trasladado dudas sobre que sea «factible» plantear este índice a corto-medio plazo.

Este miércoles tendrá lugar el Consejo de Gobierno madrileño, donde está previsto que se aborde el tema de las medias a adoptar pero en cualquier caso será en la celebración del Consejo Interterritorial de Salud del jueves donde está previsto aprobar la estrategia a llevar a cabo.

Illa defiende que el estado de alarma en Madrid ha funcionado «razonablemente bien»

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha señalado que el estado de alarma en nueve municipios de la Comunidad de Madrid para imponer el confinamiento perimetral por la gran incidencia de casos de COVID-19 «ha funcionado razonablemente bien», pero ha insistido en que «todavía hay que trabajar mucho más para doblegar la curva».

En el pleno del Senado a respuesta del PP, el ministro ha defendido con vehemencia estas restricciones: «¿Se pisotean los derechos de los parisinos porque se les imponga un toque de queda, o a los de Gales porque se les lleve a un confinamiento? ¿Quién perjudica a los madrileños? Quien les niega la realidad de una situación preocupante. ¿Quién se preocupa de la situación de los madrileños? ¿Quién les cuenta la verdad?», ha exclamado.

El ministro ha argumentado que, cuando se decretó el estado de alarma, la Comunidad de Madrid se encontraba en tasas de incidencia por encima de 700 casos por 100.000 habitantes en las últimas dos semanas, mientras que «otros países han actuado con mucho menos». «Les pido, por favor, seriedad», ha insistido con firmeza, recibiendo una sonora ovación de la bancada socialista del Senado.

Illa ha celebrado que se ha pasado de incidencias «por encima» de 700 a alrededor de 400, pero ha reiterado que «todavía hay mucho recorrido de mejora pese a haber mejorado un poco». El ministro ha defendido que para tomar la decisión del confinamiento perimetral de Madrid «lo único que ha guiado al Ministerio es combatir el virus».

«Nuestro único enemigo no es la Comunidad de Madrid ni los madrileños, es combatir el virus. Lo hacemos con los datos que nos proporciona la comunidad, que son los que utiliza Sanidad para realizar los informes diarios», ha apostillado tras las acusaciones del PP de que el Ministerio cerró Madrid sin motivos científicos, sino puramente políticos.

Sanidad notifica 13.873 nuevos casos, 5.314 en 24 horas, y 218 muertes más

Las comunidades autónomas han notificado este lunes al Ministerio de Sanidad 13.873 nuevos casos de COVID-19, 5.314 en las últimas 24 horas, lo que supone un gran avance con respecto a los 3.750 diagnosticados el viernes. La cifra global de contagios en España se eleva ya a 988.322 desde el inicio de la pandemia, según las cifras oficiales.

De los 5.314 casos diagnosticados ayer, 386 se han registrado en Andalucía, 718 en Aragón, 210 en Asturias, 41 en Baleares, 117 en Canarias, 92 en Cantabria, 40 en Castilla-La Mancha, 36 en Castilla y León, 330 en Cataluña, siete en Ceuta, 81 en Comunidad Valenciana, 176 en Extremadura, 342 en Galicia, 1.358 en Madrid, 38 en Melilla, 14 en Murcia, 578 en Navarra, 613 en País Vasco y 137 en La Rioja.

En la última semana, han fallecido 553 personas con diagnóstico de COVID-19 positivo confirmado en España, un aumento en comparación con los 459 notificados este jueves. Hasta 34.210 personas con PCR positiva han fallecido desde que el virus llegó a España. En el informe de este viernes se han añadido 218 nuevos fallecimientos.

Las 553 muertes en los pasados siete días se distribuyen de la siguiente forma: 84 en Andalucía, 50 en Aragón, 14 en Asturias, siete en Baleares, 11 en Canarias, seis en Cantabria, 20 en Castilla-La Mancha, 103 en Castilla y León, siete en Cataluña, una en Ceuta, 16 en Comunidad Valenciana, 18 en Extremadura, 42 en Galicia, 86 en Madrid, dos en Melilla, cuatro en Murcia, 31 en Navarra, 42 en País Vasco y nueve en La Rioja.

Actualmente, hay 13.288 pacientes ingresados por COVID-19 en toda España (12.945 ayer) y 1.911 en UCI (1.857 ayer), si bien en las últimas 24 horas se han producido 1.742 ingresos y 1.423 altas. La tasa de ocupación de camas ocupadas por coronavirus se sitúa ya en el 11 por ciento y en las UCI en el 21,51 por ciento.

Un total de 3.784 personas han precisado de hospitalización por coronavirus en los pasados siete días (164.041 desde el comienzo de la pandemia): 615 en Andalucía, 348 en Aragón, 148 en Asturias, 25 en Baleares, 90 en Canarias, 25 en Cantabria, 91 en Castilla-La Mancha, 628 en Castilla y León, 157 en Cataluña, tres en Ceuta, 291 en Comunidad Valenciana, 85 en Extremadura, 236 en Galicia, 530 en Madrid, diez en Melilla, 207 en Murcia, 165 en Navarra, 75 en País Vasco y 55 en La Rioja.

En este mismo periodo, se han contabilizado 283 ingresos en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), para una cifra conjunta de 14.767 desde febrero: 25 en Andalucía, 17 en Aragón, siete en Asturias, cuatro en Baleares, 25 en Canarias, tres en Cantabria, seis en Castilla-La Mancha, 40 en Castilla y León, doce en Cataluña, 29 en Comunidad Valenciana, seis en Extremadura, 29 en Galicia, once en Madrid, tres en Melilla, 30 en Murcia, 17 en Navarra, ocho en País Vasco y once en La Rioja.

fuente: Read More