España e Italia, los países más afectados por la crisis del coronavirus, han dado la bienvenida al plan de recuperación propuesto por Bruselas: 750.000 millones; de los cuales 500.000 son transferencias y 250.000, en préstamos.

“El Gobierno español acoge positivamente el paquete financiero presentado hoy por la Comisión Europea, que recoge muchas de las demandas que se han planteado desde España. Considera que la creación de un Fondo de Recuperación de 750.000 millones, financiado con deuda europea, de los cuales 500.000 millones en transferencias, es una base para la negociación”.

Y añade: “El Gobierno confía en que el presidente del Consejo Europeo [Charles Michel] inicie consultas con los líderes para convocar una reunión del Consejo Europeo en las próximas semanas, que permita alcanzar un acuerdo lo antes posible”.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha calificado, por su parte, de “señal óptima” el mensaje de Bruselas: “Excelente señal de Bruselas, va exactamente en la dirección indicada por Italia. Nos llamaron visionarios porque creíamos en ello desde el principio. 500.000 millones en transferencias y 250.000 millones en préstamos son una cifra adecuada. Ahora agilicemos la negociación y liberemos los recursos pronto”.

Ottimo segnale da Bruxelles, va proprio nella direzione indicata dall’Italia. Siamo stati descritti come visionari perché ci abbiamo creduto dall’inizio. 500 mld a fondo perduto e 250 di prestiti sono una cifra adeguata. Ora acceleriamo sul negoziato e liberiamo presto le risorse

— Giuseppe Conte (@GiuseppeConteIT) May 27, 2020

En el lado contrario, fuentes diplomáticas holandesas han afirmado: “Las posiciones están muy separadas y este es un asunto que requiere unanimidad, por lo que las negociaciones llevarán tiempo. Es difícil imaginar que esta propuesta sea el estado final de esas negociaciones”.

Dutch diplomat throws some cold water over Commission recovery plan:

“The positions are far apart and this is a unanimity file, so negotiations will take https://t.co/YN2gm5j8nF‘s difficult to imagine this proposal will be the endstate of those negotiations.”

— Jennifer Rankin (@JenniferMerode) May 27, 2020

Manfred Weber, presidente del grupo de los populares europeos en la Eurocámara, ha defendido el plan de Von der Leyen, lo que puede dar pistas de la reacción en Berlín: “La solidaridad ha vuelto a Europa. Al ayudar a las personas y los países más afectados, nos estamos ayudando a todos. Debemos tener el coraje de abrir este nuevo capítulo y evitar otra generación perdida en Europa”.

Weber, incluso, se ha permitido arrojar a los Verdes su cogobierno en Austria, país alineado en esta crisis con Holanda. Un golpe que ha respondido la copresidenta de los Verdes en la Eurocámara, Ska Keller, recordando que los ecologistas en el gobierno no comparten la posición del canciller, Sebastian Kurz, a este respecto. Un Kurz que es miembro destacado de la familia popular europea, la de Angela Merkel, Usula von der Leyen y Pablo Casado, por ejemplo.

fuente: Read More